QUIENES SOMOS MAPA DEL SITIO BUSQUEDA AVANZADA BLOG CONTÁCTENOS
CENTRAL DE JUVENTUDES
Síganos en:
Empresarios Cursillos de Promoción
EXPERIENCIAS FORMATIVAS EXPERIENCIAS APOSTÓLICAS CENTROS DE FORMACIÓN PROYECTO PRO-CAPILLA CURSILLOS DE PROMOCIÓN
ARTICULARLOS RECIENTES
DONACIÓN
ALIADOS FACEBOOK
EXPERIENCIAS FORMATIVAS
CLIP Cursillos de Promoción ELIF ELIM ELU Profesionales
EXPERIENCIAS APOSTÓLICAS
Curso de Pastoral Juvenil Familias Espiritualidad Espiritualidad VÍDEO
Aliados locales Aliados nacionales Aliados internacionales
Objetivo Dejar el país, el continente y el mundo, mejores de como son encontrados al llegar a la vida, este ideal mueve el corazón de los jóvenes misioneros y en su corazón arde el objetivo de conquistar a otros jóvenes para Jesucristo. Además es parte de un proceso de formación, de madurez humana y cristiana, que se supone inicia tiempo atrás con las escuelas de formación que la Central de Juventudes ofrece. Justificación El mundo vive aceleradamente este tercer milenio, despertando cada vez más la necesidad de un trabajo serio y responsable con los niños y los jóvenes. Aun así, una franja bastante amplia, la adolescencia, no está contemplada. Esta etapa, donde no se es niño pero tampoco joven, es especialmente propicia para iniciar un proceso de formación que lleve a los y las adolescentes a vivir ideales, a comprometerse y a comenzar la construcción de una personalidad sólida que despierte en él o ella, los anhelos de trascendencia. Descripción El Año Misionero es una experiencia de formación integral (física, intelectual, afectiva, psicológica, espiritual y comunitaria) que le permite al joven madurar la opción vocacional (para dónde ir en la vida y cómo hacerlo) a través del apostolado en el ámbito juvenil. Esta experiencia consta de cinco momentos: Formación Misionera (1 meses): Es un tiempo de preparación en aspectos fundamentales para la vida misionera: formación eclesial, social, política, humana y en la fe, entre otras y con experiencias transversales como la vida comunitaria, la vida de oración, la auto-formación. La preparación básica al igual que la retroalimentación y la síntesis se hacen con toda la comunidad de misioneros de ese año y los acompañantes de esta experiencia. Proyección Apostólica y formación permanente: Es el tiempo de vivencia de la experiencia misionera que se tiene en el sitio asignado. El misionero apoya los procesos juveniles que se desarrollan en el lugar, y desarrolla propuestas de formación. Retroalimentación: Es un tiempo de encuentro y amistad con los hermanos misioneros, se comparten las experiencias vividas hasta ese momento, es una oportunidad de alimentarse espiritual, anímica e intelectualmente y se cristaliza cada vez más el proyecto de vida. Se crece en la unidad con Jesús, con los hermanos y se reconoce en cada uno el crecimiento que la experiencia le ha brindado. La Síntesis: Es la semana final, se hace el balance general de la Misión, con agradecimiento a Dios, los misioneros se reencuentran, reflexionan sobre su labor misionera, comparten sus experiencias y propósitos para el futuro y se disponen para continuar la misión en el mundo de acuerdo a las opciones. Requisitos: Para realizar la experiencia de voluntariado Juvenil Misionero, es indispensable: 1. Contar mínimo con el primer periodo de Escuela de Lideres ya sea Juvenil o Universitaria. 2. Ser Bachiller. 3. Si es menos de edad, carta de autorización de los padres o acudientes legales. 4. Para los hombres, la libreta militar debe estar definida. Para Mayor información favor comunicarse a los siguientes correos centralde@juvenutdes.com.co o misioneros@juventudes.com.co 
INICIO
INICIO EXPERIENCIAS FORMATIVAS EXPERIENCIAS APOSTÓLICAS CENTROS DE FORMACIÓN
CURSO DE PASTORAL JUVENIL PROFESIONALES PROYECTO PRO-CAPILLA ELIM ELIF ELU
QUIENES SOMOS FORMULARIO JUVENIL FORMULARIO CLIP FORMULARIO UNIVERSITARIO
MAPA DEL SITIO CONTÁCTENOS BÚSQUEDA AVANZADA
CURSILLOS DE PROMOCIÓN ESPIRITUALIDAD
CLIP AÑO MISIONERO FAMILIAS
FORMULARIO CURSO BÁSICO DE PASTORAL JUVENIL